La verdadera felicidad no depende de cosas externas a nosotros. Si queremos experimentar la felicidad verdadera, primero tenemos que revisar cuál es la base de nuestra experiencia de felicidad.

Hay una gran diferencia entre la felicidad temporal y la felicidad que se obtiene a través del desarrollo y progreso espiritual. Por felicidad temporal nos referimos a la que se obtiene recibiendo algún logro temporal: por ejemplo en términos de riqueza material, por un triunfo propio o de los que consideramos “nuestro”, por un obsequio recibido o por reconocimiento o alabanza por parte de otros. Estos serían ejemplos de causas de felicidad temporal.

Si cualquiera de estos soportes externos fluctúa, la felicidad también fluctúa: Hay un dicho que reza: “Come, bebe y sé feliz”, pero en realidad, cuando el soporte temporal termina, la felicidad también termina.

feliz equipo

 

La felicidad temporal sin duda es visible durante un corto tiempo en las facciones de aquellos que tienen logros temporales. Entonces, ¿qué sucede? Hoy, si se recibió respeto o se completó cierta tarea, el deseo fue satisfecho y hubo felicidad. La meta fue limitada y por ello nos distanciamos de la felicidad ilimitada y eterna. Al mismo tiempo, si somos privados del logro limitado que estábamos buscando, la experiencia no sólo es de ausencia de felicidad sino incluso de tristeza y malestar.

Si tu equipo gana el partido hay felicidad temporal, pero si pierde, hay pesadumbre, enfado y malestar. Esta es la trampa de la felicidad temporal: a veces tendremos la experiencia del logro y satisfacción de los deseos, pero en otras ocasiones no, y es cuando las personas experimentarán frustración o descontento.

felicidad-dinero

Sin embargo, la felicidad espiritual es duradera y estable, y las vibraciones de la felicidad espiritual también les llegan a las demás almas. Las otras personas experimentan paz y poder. De la misma forma que un árbol lleno de fruta proporciona a través de su sombra una experiencia temporal de frescor, y los que se cobijan en ella se ponen felices, de la misma forma, las almas que están llenas del fruto de la felicidad y los logros espirituales dan a los demás la experiencia de paz y bienestar en la mente. Como los rayos del sol, las vibraciones de felicidad les hacen olvidar la atmósfera reinante, las personas y todo lo demás y lo convierten todo en una experiencia de verdadera paz y felicidad espirituales.

En el presente, las personas que carecen de conocimiento espiritual gastan mucho dinero a fin de permanecer felices en sus vidas. ¿Y cuánto se necesita gastar para desarrollar la felicidad espiritual? Sin ningún gasto, la espiritualidad nos regala la experiencia de una felicidad serena y estable, un estado de la mente que nos acompaña interiormente y que colorea positivamente todas nuestras acciones. Actuamos desde la experiencia de esa felicidad sutil y hermosa que surge de nuestra naturaleza divina.

felicidad verdadera

Hay varios tipos de felicidad a cultivar:

Felicidad con uno mismo.

Felicidad con los demás.

Felicidad en las acciones. 

Pero especialmente, tenemos que preservarnos de dos ladrones de la felicidad: Compararnos con los demás y desanimarnos a través de los pensamientos débiles. Cuando nos comparamos con los demás pueden surgir sentimientos de celos viendo sus logros. Detrás de los celos están los deseos y la persona con deseos nunca puede progresar en el camino espiritual. No podrá sentirse satisfecha.

A fin de permanecer felices con nosotros mismos es esencial recordar un principio universal: cada persona tiene una especialidad u otra. Necesitamos descubrir cuál es nuestra especialidad, usarla para nuestro beneficio y para beneficiar a los demás y permanecer contentos con ella. Éste es uno de los secretos de la felicidad: aprender a valorarnos y amarnos reconociendo nuestros logros y especialidades.

ayuda demas

Otra clave para la felicidad espiritual es desarrollar la actitud de servicio: usar nuestras especialidades, talentos, habilidades, tiempo y energía para el beneficio del mundo. Cuando usamos nuestros recursos para servir y beneficiar a los demás, sin deseos limitados de reconocimiento, respeto o consideración, sino con un corazón verdadero y generoso, el logro de la felicidad nos seguirá como nuestra sombra, es inevitable. El servir a los demás con un corazón verdadero nos proporcionará la experiencia del logro y felicidad ilimitados.

ayuda

0

Bibliografía recomendada:

ONG BRAHMA KUMARIS

Libro: La Búsqueda Del Bienestar