Leyenda Cherokee del lobo bueno y lobo malo 

Un anciano indio Cherokee invitó a los niños de la aldea a sentarse en circulo para contarle un cuento sobre la vida, sobre los distintos caminos que podemos elegir para seguir en la vida…

El indio les dijo:

– Hay una batalla que siempre ocurre en mi interior y que también estará en vuestro interior… es una gran pelea entre dos lobos:

lobos pelea

Un lobo representa: el miedo, la ira, la envidia, la pena, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras, el falso orgullo, la superioridad y el ego.

 … El otro lobo es: la alegría, la paz, el amor, la esperanza, el compartir, la serenidad, la humildad, la amabilidad, la benevolencia, la amistad, la generosidad, la verdad y la fe.

El anciano miró a los niños y les dijo:

– Esa misma lucha está teniendo lugar en vuestro interior y en el de cualquier persona que viva.

Los niños se quedaron pensando un momento y uno de los nietos le preguntó al abuelo :

¿Y cuál de los dos lobos ganará? 

Y el anciano Cherokee respondió:

– Ganará el lobo al que más alimentes.

dos lobos

Conciencia Vs Ego

Al igual que en esta leyenda, tenemos en nuestro interior un “lobo bueno” que sería la conciencia y un “lobo malo” que es representada por el Ego.

La Conciencia nos capacita para reconocer la diferencia entre el bien y el mal y actuar en conformidad con el bien, anima a estar activos, a hacer los deberes y las tareas que tenemos pendientes, a tener presente los valores y virtudes que todos tenemos interiorizados, a cumplir con nuestras obligaciones, a tratar a las personas con respeto e igualdad, a evitar de consumir lo que sabemos daña nuestro cuerpo, a ocuparnos de los asuntos y menesteres que están atrayendo nuestra atención y en resumen a actuar de forma correcta con la verdad y con amor.

Por el contrario el Ego, nos recuerda ser perezosos, desanimados, sin esperanzas, dejar todo lo importante para más adelante, posponer las tareas y obligaciones, a consumir en exceso y sin interesarnos lo que nos pueda hacer daño, ser inconscientes de nuestros actos; y en resumen, vivir preocupados constantemente de lo que no hacemos, dejamos de hacer, preocupados por miedos, frustraciones y actuaciones equivocadas que hemos tenido y sin permitirnos corregir nada ni la posibilidad de pedir perdón. Es nuestro gran enemigo que quiere ganar cada vez más terreno en nuestras mentes y nuestra vida.

inconciencia

¿Cómo se identifica el Ego?

Si no cuento con auténticos sentimientos de autoestima y cariño por mí mismo, normalmente siento un vacío interior que compenso con el ego. El ego aparece a causa de la falta de amor por uno mismo. Es un falso orgullo, una falsa creencia acerca del ser. El ego hace que las personas se sientan mejores o peores que otras. El ego les lleva a «probar» su valía a través de demostraciones externas o logros que a menudo hacen que se sientan celosos por los logros y el reconocimiento alcanzado por otros. Con el ego, las personas se hunden a sí mismas por haber cometido errores y tienden a concentrarse más en sus propias debilidades y carencias.

El ego es una de las principales causas del sufrimiento. Cuando el caparazón externo del ego se siente amenazado, tanto por mi propia ausencia de logros como por la opinión de los demás, me siento exhausto y herido interiormente. Puedo responder con susceptibilidad, sentirme herido o furioso. Para el bienestar del ser interior resulta esencial que eche abajo el soporte artificial del ego y desarrolle un auténtico sentido de autoestima.

conciencia-moral-etica

Resulta de gran ayuda el creer que el drama de la vida se halla equilibrado entre las fuerzas positivas y negativas, y que en definitiva, el equilibro de quietud, calma, paz, serenidad, felicidad y gozo regresarán a mi vida. Puedo exagerar las preocupaciones y el miedo en mi mente tanto como desee, o bien puedo creer que finalmente las cosas acabarán de la mejor manera posible, aunque el método de resolverlas no sea el que quisiera o hubiera planeado. También aquí cuento con la posibilidad de elegir. Una vez desarrollada la fe en mí mismo y en la propia vida, resulta más fácil renunciar a mis miedos acerca de lo que me deparará el futuro. Eso me permite experimentar un sentido de calma y tranquilidad interior en el aquí y ahora.

La cuestión: Elegir

Todas las personas tienen una conciencia o imagen de sí mismas en sus mentes. En términos generales, cada persona dispone de dos opciones: dudar del ser y sentirse indigna, o bien creer en el ser y sentir autoestima. Ambas posibilidades pueden experimentarse en ocasiones diferentes.

meditacion conciencia

El proceso de meditación desarrolla la capacidad para tener una actitud positiva hacia uno mismo. A través de la meditación aprendo el proceso de aceptar y experimentar mis propias cualidades, virtudes, valores y capacidades. Por ejemplo, en la meditación, cuando acepto y experimento el pensamiento «soy un ser sosegado, afectuoso y cariñoso», estoy liberándome de complejos de inferioridad o de las opiniones y sentimientos negativos provenientes de otras personas.